Busqueda

Cargando...

lunes, 9 de julio de 2012

Efecto Mozart. Videos Para La Estimulación De Los Bebes

Música de estimulacion temprana para dormir y relajar al bebe.

Música clásica para bebes.

Mozart para Bebes (The Magic Flute)

Música para bebés (Clarinet quintet in a)

Efecto Mozart

Desde hace más de veinte años se estudian en la Universidad de California patrones musicales y se observa el efecto que producen. De todas las combinaciones musicales estudiadas, las compuestas por Mozart, por su ingeniosidad y simplicidad, son las que más efectos positivos producen. En razón de ello, crearon una serie de vídeos y de CD's destinados a niños de 3 a 36 meses, denominado "Descubriendo el mundo junto a Mozart".

La expresión “Efecto Mozart” se refiere a los efectos beneficiosos que puede producir a las personas escuchar las melodías del compositor W. A. Mozart”. Este efecto se vio que podía beneficiar a los bebés, ya desde el útero materno, pero no de cualquier manera: se suponía que la música de Mozart los hacía más inteligentes. Por lo tanto estudios científicos han demostrado que la música de Mozart tiene influencia en el comportamiento de los bebés, proporcionándoles mayor desarrollo intelectual y creativo.
¿Qué tiene Mozart que no tengan los demás?
Ha habido muchas pruebas con música de otros compositores que no dieron los mismos resultados que Mozart, salvo excepciones.

Los beneficios de la música, en especial algunas piezas de Mozart, podrían deberse a las pulsaciones por minuto que tiene, y a las frecuencias altas de los instrumentos, ya que cambian el estado del cerebro (especialmente en aquellas zonas relacionadas con el hemisferio derecho, donde radican las funciones espacio-temporales) y lo hacen más receptivo.

La música de Mozart con respecto a la de otros compositores posee unas propiedades distintivas: los sonidos de sus melodías son puros, precisos, son sonidos altamente armónicos y los ritmos, las propias melodías, la métrica, el tono, el timbre y las frecuencias de su música parece que estimulan el cerebro humano, activando nuestras neuronas.

Antecedentes: el método Tomatis
El efecto Mozart se popularizó en los años 90, pero ya en la década de 1950 un autor empezó a investigar acerca de los beneficios de la música clásica. Alfred Tomatis fue el que acuñó el término “efecto Mozart”. Estudió durante 40 años los efectos de la música en el cerebro, desarrollando el metodo Tomatis, del que también hemos hablado.

Alfred Tomatis utilizó las melodías del compositor austríaco para tratar patologías de diferente índole en niños y adultos discapacitados. Su trabajo fue reconocido por la Academia de las Ciencias y Medicina de Francia, y actualmente existen centros de tratamiento Tomatis en Estados Unidos, Europa y América Latina. Además existe un libro donde el científico explica las bases de su investigación.

Pero una cosa son los beneficios terapéuticos de la música y otra muy distinta que la música nos haga más inteligentes. Además, los aparatos que emplean en las audiciones terapéuticas los centros del método Tomatis son muy específicos y filtran la música para llegar a las ondas hertzianas deseadas para el paciente, distintas según los casos.

Juguemos Con La Música

Creemos que posee suma importancia que los niños experimenten con la música en todos los momentos del trabajo en el aula y fuera de ella.
Ahora proponemos algunas actividades lúdicas que pueden ayudar al docente, aún así, creemos que posee suma importancia la creatividad, y la investigación de herramientas posibles.
-         Dramatizar un cuento musical
-        Se arma una ronda, y un niño con los ojos vendados se pone en el medio, y debe sentarse sobre las piernas de alguno de sus compañeros, el que esta debajo, debe cantar una canción  tratando de no ser descubierto por su compañero, el que debe adivinar quien canta. Si adivina, cambian, y sino, sigue el mismo niño tratando de adivinar de quien se trata.
-         Crear entre todos una canción, puede crear la letra o la melodía
-         Juego de imitación de una melodía que propone la maestra o algún alumno
-      Baile de la silla, en la que interviene lo corporal y el reconocimiento de los silencios, es importante contar con un buen grabador.
-     Crear entre todos un cancionero, que pueden armar gráficamente y repartirlo por el jardín, en las casas, o armar una presentación.
-         Juego de las estatuas
-      “Simón dice.”, uno guía y va dando cantando diferentes actividades: Simón dice: canta, Simón dice: bailar, si no se dice Simón, y se dice: baila. El grupo no debe hacer la actividad. Requiere mucha atención.
-   Guerra de  canciones, donde deben ir haciendo una guerra musical, un grupo comienza, hace acompañamiento con instrumentos, y cuando el otro grupo debe responder, debe interpretar otra canción que tenga que ver en el tema con lo que se venía cantando.
-   El grupo contrario propone una canción que debe ser cantada y si se prefiere representada corporalmente.
-      Representación de una canción, propuesta por el docente, y pueden armar vestidos con diferentes materiales. (papel de diario, etc.)
-      Armar un zoo musical, o cantando, imitando movimientos, hay que usar la imaginación
-      Armar un cuento, donde vayan incorporando sonidos nuevos, a medida que se narra. 

Algunas canciones o juegos son:

El baile del buggi buggi, donde van preponiendo partes del cuerpo.
Bailando el buggi buggi:
Bailando el buggi buggi,
y todo será mejor. Hey!
Y con la mano adentro
Y con la mano afuera
Y la sacudo adentro
Y la sacudo afuera
Y bailo el pokky pokky
Y bailo el pokky pokky
Y todo sera mejor, hey!

Una hormiga y un pato
.“Una hormiga y un pato,
apostaron la manera de subirse
a un zapato taco alto
en una noche de verano, que lo repita.... “

Si tu tienes muchas ganas de reir
Si tu tienes muchas ganas de reir,
Si tu tienes la razón y no hay oposición
No te quedes con las  ganas de reir... jajaja

Se va incorporando acciones
-       Hacer una expresión gráfica, escuchando una determinada canción, y después exponer los cuadros, contando que canción escuchaban, que genero, que instrumento habían, haciendo una exploración de la canción.
-        Terminar entre todos, o en grupos diferentes finales de canciones
-        Imaginar la vida de un cantante, que  hace, como compone, que instrumentos le gusta tocar, etc.
-    Viaje al pasado, donde se exploran diferentes  estilos de música, pueden disfrazarse, jugar con el decorado, etc-
-     Juego con voces, explorando las posibles voces que le salen, y ver si pueden reconocer las de los compañeros, la maestra, etc.
-        Rondas
-        Búsqueda del tesoro musical, siguiendo pistas que tiene que hacer con la música.
-       Captar sonidos del jardín, de la casa, barrio, de diferentes lugares, y tratar de imitarlos como quieran. (voces, instrumentos, etc.)

martes, 3 de julio de 2012

¿Cómo Trabajar La Música En La Educación Infantil?

La Educación Musical es un aspecto muy importante en el desarrollo infantil, y se puede trabajar desde diferentes enfoques y a través de infinidad de actividades debido al principio de globalización de la educación. Esta perspectiva nos indica que no debemos separar ni jerarquizar las enseñanzas, sino trabajarlas de forma integral.

Por esta razón, al ejercitar la psicomotricidad, por ejemplo, lo podemos hacer con una actividad al ritmo de algunos instrumentos musicales, favoreciendo así el contacto con distintos timbres, sonidos de percusión o de viento o diferenciar distintas intensidades. Se podría realizar sobre este juego variables del siguiente tipo:
-      Danzar libremente por el aula o lugar donde se realice la actividad acompañados por el sonido de unas maracas.
-      Correr o ir muy despacio hasta incluso pararnos a modo de estatua, siguiendo la velocidad de los golpes de una pandereta.
-      Realizar un cuento motor en el que introduciremos lluvia (agitar de maracas), truenos (golpes de pandereta), campanas (triángulos)…y todas las demás posibilidades que nos ofrece la imaginación.
De esta forma el desarrollo musical y el psicomotor se pueden trabajar en armonía y de una forma muy práctica y directa, potenciando la adquisición del esquema corporal en el niño, que es un concepto muy completo referente a la conciencia de nuestro propio cuerpo y de todas las posibilidades y limitaciones que éste nos ofrece.

En esta misma línea, encontramos un juego que divierte mucho a los niños, llamado “Hago música con mi cuerpo”. En él, la idea principal sería marcar distintos ritmos con las palmas, los pies y la boca e interpretarlos posteriormente.

Una variante sería realizar todos los sonidos que podamos con nuestro propio cuerpo: con los dedos, la lengua, los dientes, entre otros y dejar que sean ellos quienes aporten nuevas ideas. Es muy importante comprender la curiosidad innata de exploración que se posee desde el nacimiento y lo fascinante que resulta a esa edad descubrir las distintas características del entorno por sí mismo. A partir del contacto con los objetos, el ensayo y el juego se abre un abanico de posibilidades físicas (color, textura, forma), entre las que incluimos, por supuesto, el sonido.

Los maestros debemos ser conscientes de que el desarrollo musical es un aspecto muy importante en la expresión de los niños y niñas, y que existen tantas actividades que favorecen el conocimiento musical en la infancia como todas las que nos ofrecen la imaginación y la creatividad. Desde las canciones, hasta fabricar nuestros propios instrumentos de reciclaje, poner música clásica para determinados momentos del aula, creando así una rutina diaria que acompañe a diferentes hábitos del día, como son el momento para el trabajo individual, la hora del desayuno, juego por rincones, bailar al son de distintas músicas, entre otros. Todas estas posibilidades de actividad no necesitan gran cantidad de instrumentos ni de infraestructuras, lo realmente importante es saber sacar partido a las posibilidades con las que contamos e imaginar distintas soluciones.

En esta línea podemos destacar el reciclaje como una actividad muy positiva en educación infantil, ya que construir instrumentos musicales despierta por completo el interés del niño, capta su atención y participación, ya que son protagonistas de todo el proceso y favorece la motivación. Este último aspecto es muy destacable pues, además de fabricar algo nuevo, les encanta la idea de fabricarlo para ellos mismos, su propio juguete para explorar, sumado al hecho de poder divertirse. De esta manera, descubrirán de forma instintiva, lúdica y natural el sonido.

Algunos instrumentos musicales que podríamos fabricar mediante un taller de reciclaje serían:
-      Maracas: se realiza metiendo semillas, lentejas, arroz, pequeños objetos dentro de un envase, como una botella de plástico vacía.
-      Castañuelas: podemos imitar unas castañuelas haciendo sonar dos cucharas de plástico.
-      Triángulo: golpeando un objeto metálico con otro más fino, como por ejemplo una varita de metal contra una herradura.
-      Carrillones: colocando varias botellas llenas de líquido a media altura

No debemos olvidar que al crear nuestro taller de instrumentos caseros potenciamos uno de los temas transversales de la educación infantil como es “Educación para el medio ambiente”, favoreciendo además la conciencia de reutilizar objetos con nuevas finalidades y el respeto y cuidado del entorno y la naturaleza.

Una educación global persigue un desarrollo completo en los alumnos, por ello se debe favorecer el conocimiento musical en todos los ámbitos educativos y una utilización provechosa de los distintos y numerosos recursos didácticos:
-      Canciones.
-      Textos orales (retahílas, adivinanzas, poesías, cuentos, refranes).
-      Exploración de la voz, sonidos realizados con muestro cuerpo.
-      Danzas.
-      Juegos musicales de distinto tipo (psicomotor)

Lo que nunca se debe hacer como educador es limitarse a las posibilidades materiales con las que contamos, sino que es nuestro deber explorar y enfocar la música como lo que es, un campo de trabajo demasiado amplio como para restringirlo a contados momentos semanales, sino que debemos concebirlo justamente como un lenguaje y una forma de expresión de sentimientos y emociones, además de una fuente de actividades y juegos.

La Educación Musical

El qué y el por qué de la educación musical 
El término educación musical comprende todo lo que rodea los procesos de enseñanza y aprendizaje con respecto al ámbito de la música: el sistema educativo, los programas educativos, los métodos de enseñanza, las instituciones, los responsables, maestros y pedagogos, etc. La educación musical se estructura en varias áreas en función de cómo se organizan los contenidos del cirrículum educativo; algunas de estas áreas tratan más específicamente el lenguaje musical, la técnica instrumental, la historia de la música, etc.
La incorporación de la enseñanza de la música desde los primeros niveles escolares hasta los estudios más adelantados en centros musicales específicos o en las universidades es un planteamiento muy común en toda la sociedad occidental.

La educación musical es una actividad pedagógica, que involucra diversos aspectos del desarrollo del niño. Específicamente en el nivel inicial de educación musical comprende un conjunto de actividades que le permiten al niño manejar su voz, afinar su oído, desarrollar su sentido rítmico natural y expresarse corporalmente mediante ella. Todas estas actividades estas integradas de manera equitativaen un programa variado, significativo, interesante y diversificado de acuerdo a la edad y demás características del grupo de niños

La educación musical puede ser concebida o como un medio o como un fin en si misma. Como medio, la educación musical nos permite motivar, desarrollar o reforzar nociones propias de otros aprendizajes. Concretamente podemos desarrollar nociones lógico matemáticas, o juegos musicales. Como fin en si misma, constituye un excelente vía de expresión, comunicación y creación que ejercita nuestra sensibilidad humana, la inteligencia creadora y la imaginación.

Su importancia ha sido reconocida desde el principio de las civilizaciones, por ello grandes pensadores como Platón, Aristóteles, Montaigne, Rousseau, Goethe asignaron a la música un papel educativo de mayor significación. En la actualidad, se reconoce que la música juega un importante rol que favorece y dispone positivamente al niño, forma su personalidad, sus sentimientos, su cuerpo y su inteligencia

La actividad musical se desarrolla en función de juegos, en tanto estos sintetizan la realidad con la fantasía; el aprendizaje, con la vida. Al respecto Pescetti afirma que “los juegos son herramientas de la alegría, y la alegría, además de valor en si misma es una herramienta de la libertad” a la par sostiene “si el sistema educativo se atreviese a jugar no habría mas que se coherente con lo que tanto afirma: que el juego es un factor esencial en el buen desenvolvimiento físico y psicológico de los niños

En un principio, el aprendizaje musical se realiza de manera inconsciente, la función del maestro es facilitar la progresiva toma de conciencia de los diversos elementos de la música por parte del niño.

La educación musical temprana para el buen desarrollo del bebé

Deja que tu hijo note que puede formar parte de la música. Cuando le cantes o él cante contigo, dale palmadas en las manos y enséñale cómo puede él también dar palmas. No esperes que lo haga sin ayuda hasta que no haya cumplido un año; e incluso entonces, pasará algún tiempo antes de que consiga un sonido de palmas propiamente dicho. No importa, al animarle para que se una a ti le estás ayudando a comprender que la música es una fuente de diversión.

La Educación Musical temprana, tiene como objetivo el descubrimiento y desarrollo de las capacidades expresivas, musicales y psicomotoras del niño, que permitan posteriormente la elección de un instrumento,según sus preferencias y aptitudes. La música para los niños y niñas debe ser un juego de sonidos y expresiones corporales, a través de los movimientos.
De una forma general, se trabaja con:
- El desarrollo de la voz: lenguaje y canto.
- El contacto con las fuentes sonoras a través de materiales diversos: objetos e instrumentos.
- El reconocimiento y la representación en cuanto a la duración, intensidad, altura, timbre, etc., del sonido. 
- El desarrollo de la percepción auditiva y del pensamiento musical. 
- La utilización del movimiento como medio de expresión y sensibilización motriz, visual y auditiva, para conocer el propio cuerpo, desarrollar el sentido ritmico y fomentar las relaciones sociales.

sábado, 30 de junio de 2012

Despierta El Interés De Tu Hijo Por La Música

Los sonidos de la música tranquilizan a los pequeños, les invitan a mover sus cuerpos y, según un estudio, los niños que estudian música desarrollan, a la vez, capacidades para las matemáticas.

¿Cómo incorporar la música a la vida de tu hijo?
El estudio, llevado a cabo por la Universidad de Ohio, Estados Unidos, destacó que las relaciones rítmicas son numéricas. Cada nota tiene un tiempo y hay que sumarlo para armar los compases, antes de pasarlos al instrumento. Un niño que recibe clases de música, tanto en la escuela como fuera de ella, e incluso que haya visto conciertos en su infancia, presenta una mejoría de su desempeño en matemáticas, a la vez que eleva su interés por la lectura.

Los investigadores compararon las relaciones que había entre los chicos que tenían clases de música y sus calificaciones en materias lingüísticas y matemáticas, y encontraron que quienes estudiaban música consiguieron un mejor rendimiento académico.

Si notas que a tu hijo le gusta la música y quiere estimularlo, no quiere decir que tengas obligatoriamente que matricularlo en el primer curso de música que encuentres. Ayúdale a desarrollar esta habilidad natural para que su pasión por la música sea lo más constante posible.

Algunos consejos son:
1-      Canta a tu bebé. Cante mientras lo baña, mientras juegas con él, o cuando lo lleves a la cuna, o de paseo. Cántale a todas horas que puedas.

2-      Pon música mientras el bebé está en su sillita esperando la papilla o que acabes de recoger la casa. Hay una gran variedad de CD de música para niños. Elija los más tranquilos para el final del día, y las canciones más moviditas para la mitad del día.
3-      Haz con que tu bebé escuche variados ritmos: música clásica, salsa, samba, rock, etc. Más tarde será él quien decidirá qué música prefiere.

4-      Juega con tu hijo con instrumentos musicales: Un piano a pila, una flauta, una pandereta o un xilófono.
5-      Juega a crear sonidos con objetos desechables. Con botellas llenas de arroz, con envases de yogur llenos de alubias, etc.

6-      Llévalo, siempre que puedas, a un concierto o a un espectáculo musical, o a una presentación de teatro.

7-      Juega con tu hijo a juegos como el baile de las sillas o el baile de las estatuas. Y si notas que el interés de tu hijo por la música es algo que va en aumento, puedes inscribirlo a una escuela de música para niños.

Estímulos Musicales En La Infancia

La iniciación musical empieza en la propia casa del niño. Los padres pueden introducirle en los placeres del ritmo y los sonidos. A los bebés y los niños en sus primeros pasos les gusta mucho bailar y dar palmas. Además, los bebés se serenan si se les canta o si les tararean canciones con suavidad. Tengamos o no sentido musical, parece ser que hay en nosotros una especie de instinto que encaja con la propia capacidad del bebé para responder a los sonidos y a los movimientos.

Las primeras experiencias musicales son fundamentales para el desarrollo de las habilidades en los niños y niñas. El rol del adulto es fundamentalmente importante como generador de expectativas, como productor de acciones corporales ricas y susceptibles de imitación. El desarrollo de habilidades expresivas de un niño es parte del bagaje que nosotros como adultos le podamos aportar. Por tal razón el estimulo y la practica musical favorecen el acercamiento sensible y refuerzan los vínculos niño-adulto, en un circuito emocionalmente significativo para ambos.

¿Qué tipo de música le gusta a tu hijo?
Es divertido investigar qué clase de música le gustan a tu hijo. Escoge un momento en el que esté despierto, atento y mirándote admirado. Selecciona distintos tipos de música, desde clásica hasta rock, y observa sus reacciones. Al niño le agradará seguramente la música suave y fluida con una melodía definida; sin embargo, a medida que se haga mayor, seguramente preferirá canciones con altibajos, con un buen ritmo, bien marcado. Te darás cuenta de que los diversos tipos de música le atraerán en épocas diferentes.

En cuanto tu hijo sea capaz de fijarse y concentrarse en tu cara durante algo más de unos pocos segundos, a partir de las seis o siete semanas, atrae su atención entonándole canciones y ritmos; haz también la mímica. A los bebés y a los niños que comienzan a caminar, hasta que tienen edad de ir al colegio, les encanta. Prueba con las que te son familiares de tu infancia. A medida que tu bebé crezca intentará cantar contigo. Se mostrará emocionado cuando repita una o dos palabras y dé palmadas con sus manitas o se ponga de puntillas.

¿Cómo trabajar en casa?
En casa, podemos realizar actividades que incluyan entre otras cosas: títeres de dedo, de mano, etc.; pelotas, pequeños instrumentos que en lo posible suenen bien, inventar historias cortas con títeres que aparezcan y desaparezcan, hacer inflexiones en la voz, cambiando el modo de hablar con cada persona, tener música de fondo el mayor tiempo posible y si es de calidad, mucho mejor.

 Programa de Estimulación Inicial.

Grupo de Estimulacón Musical realizando varias actividades con canciones.